Layout Spacer Image

Vacaciones ecológicas

Frankfurt. 17 de abril de 2019. Los viajes sostenibles se traducen en altos estándares medioambientales, redistribución social de los ingresos del turismo y respeto por los derechos humanos. El mundo necesita que un mayor número de viajeros adopten prácticas de sostenibilidad y que reduzcan sus emisiones de carbono en el planeta. Los viajes ecológicos comienzan con la búsqueda de un destino de viaje éticamente correcto. Con el objetivo de facilitar la planificación de los viajes y para celebrar el Día de la Tierra el 22 de abril, WorldHotels™ ha recopilado seis destinos ecológicos para este año.

Países Bajos

Si bien el color nacional holandés puede ser naranja, los holandeses se enorgullecen de sus iniciativas verdes. El país está trabajando duro para reducir la contaminación del aire y las emisiones de carbono, mejorar la gestión de residuos y limpiar sus ríos. Desde 1989, los Países Bajos cuentan con un Plan Nacional de Política Medioambiental. No es sorprendente que un país conocido por sus molinos de viento sea líder en energías renovables. Los tranvías y los metros funcionan con electricidad ecológica y los barcos de los canales usan gas natural y otros combustibles sostenibles. Los Países Bajos tienen más de 35 000 kilómetros de carriles bici Viajes urbanos y turismo sostenible: aunque pueda parecer una combinación extraña, Ámsterdam es una ferviente partidaria del ciclismo y la ciudad tiene más bicicletas que habitantes. Debido a sus altas emisiones de CO2, los aviones no tienen la mejor reputación como transporte ecológico. Es por ello que el aeropuerto de Ámsterdam Schiphol está trabajando duro para lograr una política que sea lo más sostenible posible.

Hotel recomendado: El Duin & Kruidberg Country Estate en Santpoort/Ámsterdam ofrece miel procedente de las abejas que viven en el cercano Parque Nacional Zuid-Kennemerland. En su recinto, el hotel cuenta con dos estaciones de carga para vehículos eléctricos y con otras dos para bicicletas eléctricas.

Nueva Zelanda

Nueva Zelanda, verde y limpia, es un cliché por un buen motivo. Nueva Zelanda demuestra un gran compromiso con la sostenibilidad: los temas de protección ambiental y sostenibilidad tienen una alta valoración a nivel político y el gobierno ha prohibido las bolsas de plástico de un solo uso desde julio de 2019. El ecoturismo se ha convertido casi en un sinónimo del país. Nueva Zelanda ofrece 13 parques nacionales para preservar el medio ambiente y casi el 30 % del área total del país está protegida como tierra de conservación. Nueva Zelanda es particularmente activa en la conservación de especies. A través de innovadores programas de rescate, el país está recuperando la vida silvestre en peligro de extinción. También hay una comunidad biotecnológica bastante activa en Nueva Zelanda que ha asumido la tarea de promover la bioeconomía.

Hotel recomendado: Stamford Plaza Auckland en Auckland Este hotel ofrece distintas prácticas sostenibles que van desde la utilización de productos ecológicos y sensores de eficiencia energética hasta la donación de objetos perdidos a la misión de la ciudad de Auckland. También tiene una política de toallas limpias y opción de omisión de servicio para los huéspedes, por lo que ellos mismos pueden elegir si desean reducir la frecuencia de lavado. Además, el hotel selecciona a aquellos proveedores que demuestran un compromiso con la sostenibilidad y, principalmente, solicita productos de proveedores locales y cercanos para reducir las emisiones de carbono.

Singapur

Singapur es la ciudad más ecológica de Asia debido a sus ambiciosos objetivos medioambientales y a su eficiente e innovador enfoque para alcanzarlos. Este enclave marca el estándar entre otras ciudades con el programa Sustainable Singapore Blueprint, que describe la visión general del país a este respecto y los planes para hacer una Singapur más sostenible. Expertos en tecnología, diseño urbano y planificación urbana colaboran para repensar las formas tradicionales de hacer las cosas y para idear formas de proteger el medio ambiente para las generaciones futuras. El país se compromete a mejorar su cantidad de energía consumida en relación con su PIB en un 35 % para 2030. La energía solar será la fuente renovable más fiable gracias al clima tropical que tiene el país durante todo el año.

Hotel recomendado: el alojamiento de lujo y la conciencia ecológica se aúnan a la perfección en el Carlton City Hotel Singapore, Singapur. Este hotel alienta a sus huéspedes a reducir su huella ambiental y a formar parte de sus prácticas ecológicas, tales como reutilizar sábanas y toallas, mantener una temperatura ambiente recomendada y minimizar los desechos. 

Ecuador

Como paraíso de la biodiversidad, Ecuador está particularmente preocupado por proteger sus recursos naturales. Se han registrado unas 300 especies de mamíferos en Ecuador, que van desde el raro oso andino hasta más de 100 especies de murciélagos. El programa "Plandetur 2020", la hoja de ruta para 2020, define 78 proyectos para el desarrollo del turismo sostenible en Ecuador. El objetivo principal es desarrollar el turismo en armonía con la conservación de la naturaleza y el bienestar de la población, haciendo un uso óptimo de todos los recursos.

Hotel recomendado: Hotel Oro Verde Cuenca Este hotel de Cuenca cambió su iluminación a bombillas LED de larga duración para reducir el uso de electricidad. Además, alienta a los huéspedes a reutilizar toallas y sábanas. En su Gourmet Deli, este hotel cambió de vajilla de plástico desechable a productos ecológicos para los pedidos de comida para llevar. En los baños, los huéspedes encontrarán dispensadores de líquidos a granel en lugar de minibotellas, lo que es más ecológico y reduce el desperdicio de plástico.

Dinamarca

Crear una sociedad verde y sostenible es uno de los objetivos clave para Dinamarca. La sociedad de Dinamarca solía basarse en la pesca y la agricultura y es por eso que los daneses todavía se sienten conectados con su país y con el agua que lo rodea. Su respeto por la naturaleza hace que el país sea pionero en la promoción de prácticas sostenibles. Vale la pena visitar la isla de Samsø, ya que lleva desde 2007 siendo 100 % neutral en emisiones de carbono y confiando completamente en energías renovables tales como la eólica, solar y de biomasa desde 2007. La cultura ciclista de Copenhague es una de las muchas iniciativas que hacen que la ciudad sea verde y sostenible. La ciudad es pionera en reciclaje, supraciclaje, energías renovables, movilidad, soluciones de smart city y transformación ecológica.

Hotel recomendado: Tivoli Hotel & Congress Center Este hotel de Copenhague cuenta con la certificación medioambiental Green Key. El hotel reduce sus desechos, exige que sus proveedores brinden servicios y productos que cumplan con los requisitos de la certificación Green Key, utiliza productos que tienen la menor influencia posible en el medio ambiente y garantiza que todos los grifos están equipados con dispositivos de ahorro de agua. Gracias a esta medida, los huéspedes pueden disfrutar de un flujo de agua agradable que solamente utiliza alrededor de la mitad del agua que normalmente sale de los grifos. Además, el hotel solo utiliza productos de limpieza, jabones y champús que cuentan con certificación medioambiental y lava sus sábanas en una lavandería con certificación ecológica.

Suecia

Después de Australia, Suecia fue el segundo país del mundo en introducir un decreto relacionado con el ecoturismo. Además de por su impresionante naturaleza, Suecia es conocida por su ambiciosa conciencia medioambiental. Suecia es pionera en lo que se refiere a movilidad de vehículos eléctricos. Sus emisiones de CO2 están por debajo de la media europea. El hecho de que los suecos se preocupen por la naturaleza también es evidente en las reservas naturales y en la jardinería urbana. El balance de residuos de Suecia es particularmente ejemplar: el 99 % de todos los residuos se recicla o se procesa. En muchas ciudades suecas, los turistas encuentran autobuses electrónicos y estaciones donde se pueden alquilar bicicletas. Suecia también creó "Nature’s Best", la primera etiqueta ecológica de Europa. Esta etiqueta asegura la calidad de los recorridos realizados por tour operadores con certificación ecológica en todo el país. Estocolmo es una de las ciudades más ecológicas de la UE y la primera ciudad que ganó el European Green Capital Award en 2010.

Hotel recomendadoGothia Towers Este hotel de Gotemburgo ha identificado varias áreas de importancia que tienen un mayor impacto en las personas y en el medio ambiente, desde la limpieza y los envíos hasta los alimentos y las bebidas. El café que se sirve en la sala de reuniones es ecológico y de comercio justo. El Gothia Towers también hace un fuerte énfasis en su compromiso social. Durante su campaña anual de Navidad, el hotel recoge los regalos de Navidad que la Misión de Rescate de Gotemburgo distribuye a los niños.