Hoteles de lujo en Suecia

Con una variada gama de activos que van desde archipiélagos de un azul profundo y auroras boreales, hasta moda, comida y diseño de primer nivel, Suecia es la definición perfecta del estilo nórdico. Tanto si visita este lugar por primera vez como si ya es un habitual, la capital sueca siempre es una ciudad gratificante para explorar. Sumérjase en su casco histórico, compre en los mercados del Stortorget o disfrute de los parques de la primera capital verde de Europa. El gusto impecable y la atención al detalle, así como la prevalencia de muebles, textiles e iluminación en irresistibles en cafés, restaurantes y hogares son fascinantes por su moderación, simplicidad y practicidad. Reúnase con viejos amigos cuando se aloje en un hotel de primera en Gotemburgo o experimente la famosa innovación industrial y la posibilidad de un viaje a través del puente que une la ciudad con Dinamarca durante su estancia en uno de los mejores hoteles de Malmo. 

No obstante, lo mejor de Suecia son sus activos naturales y, ya sea navegando a través de un archipiélago hacia una isla solitaria o caminando por un sendero flanqueado por montañas nevadas, la sensación de espacio, soledad y libertad que experimentará aquí es incomparable frente a cualquier otro destino en Europa. Aquí, las antiguas piedras rúnicas emergen de los parques cubiertos de hierba, mientras que los enormes "barcos de piedra" y los túmulos funerarios recuerdan a reyes y jefes desaparecidos. 

En todo el país, ciudades medievales amuralladas, fortalezas junto al mar, palacios con torreones y reveladores museos dan fe de la dilatada y compleja historia de Suecia. Instale su tienda de campaña en una playa del Báltico, monte en un trineo bajo la aurora boreal y conozca al pueblo Sami, uno de los pocos pueblos indígenas de Europa, para conocer sus ricas y antiguas tradiciones y para obtener una visión diferente de la experiencia sueca.