Hoteles de lujo en España

España alberga una fantástica mezcla de culturas y contrastes. Con un carácter apasionado, cosmopolita y entregado a la buena vida, España es tanto lo que todo el mundo dice de ella como un país más diverso de lo que se puede imaginar. 

De hecho, la diversidad de paisajes de España conmueve el alma. Desde las hermosas cadenas montañosas de los Pirineos y los Picos de Europa hasta los picos nevados de Sierra Nevada, que se eleva de manera casi imposible sobre las siempre soleadas llanuras de Andalucía, hasta los hermosos acantilados del noroeste atlántico de España y las encantadoras calas del Mediterráneo. Vaya donde vaya, pueblos de belleza atemporal se posan en las cimas de las colinas, se agrupan en valles y se aferran a los acantilados costeros como pequeños pero resistentes puestos de avanzada de la vieja España de una manera encantadora.

La gastronomía y el vino son obsesiones nacionales en España, y seguramente serán uno de los puntos fuertes de su viaje. Las piedras de toque de la cocina española son engañosamente simples: variedad, tradición y una voluntad innata de experimentar que dan lugar a tapas excepcionales y a los platos con estrellas Michelin más refinados.
Ruinas romanas azotadas por el viento, catedrales barrocas e incomparables joyas de la arquitectura islámica hablan de un país donde las grandes civilizaciones de la historia se han levantado, han caído y han dejado su huella. Más recientemente, el genio rebelde y creativo de maestros como Salvador Dalí, Pablo Picasso y Antoni Gaudí ofrecen a los amantes del arte un refugio y un deleite visual.

No obstante, a pesar de la omnipresente historia de España, este es un país que vive intensamente en el presente y la vida aquí es una fiesta a la que todo el mundo parece estar invitado. Podrá percibir esta sensación en una calle concurrida, después de la medianoche, cuando todo el mundo ha salido a divertirse. También cuando un artista flamenco interprete una pieza que le llegue al alma.