Hoteles de lujo en Nueva Zelanda

Nueva Zelanda es el destino de lo superlativo. Surgida de las más impresionante fuerzas elementales de la naturaleza, Nueva Zelanda ofrece ilimitadas opciones de diversión para los amantes del aire libre y los adictos a la adrenalina. Desde románticos paseos por largas playas vacías y "tramping" (senderismo) sobre picos alpinos cubiertos de nieve hasta hacer gala del coraje personal en escarpadas montañas y aguas turbulentas con puenting, esquí, kayak de mar y piragüismo en aguas rápidas, en muchos aspectos, Nueva Zelanda, es un inmenso parque de aventuras. 

Auckland, Nueva Zelanda

Las puertas de entrada a todas estas asombrosas experiencias son las recoletas y hermosas ciudades neozelandesas de Auckland, Wellington y Christchurch, donde podrá pasear por amplias y frondosas avenidas y atractivas callejuelas estrechas, y encontrará el carácter más cosmopolita codeándose felizmente con antigua cultura maorí y la arquitectura colonial. Si a esta mezcla añadimos una vibrante escena artística, excelentes restaurantes y museos de primer nivel, pronto descubrirá que cada ciudad demanda algo de su atención y crea maravillosos puntos de partida antes de embarcarse en su aventura al aire libre.

Como un país de maravillas naturales que cautiva tanto a los recién llegados como a los visitantes habituales, reserve unas semanas en nuestros hoteles de Nueva Zelanda para explorar todo lo que este país tiene para ofrecer. Esta "tierra de Dios", como la conocen los kiwi, es un fenomenal destino de viaje que le enriquecerá y le asombrará a partes iguales.